Ir al contenido principal

Entradas

Fenomenología del espíritu

Ante las grandes decisiones de la vida podemos optar por el conformismo o por la audacia. No hay medias tintas a la hora de decidir aquello que nos cambiará la vida. El miedo a la libertad, en perder lo que ya tenemos, en luchar por un Ideal, en salir de nuestra zona de confort, es el verdadero freno a la educación.

El filósofo alemán G. W. F. Hegel señala, en este sentido, el peligro de preferir la "seguridad vital" a la "libertad arriesgada". 


Solamente arriesgando la vida se mantiene la libertad... El individuo que no ha arriesgado la vida puede sin duda ser reconocido como persona que no ha alcanzado la verdad de este reconocimiento como autoconciencia independiente (p. 116)


Jamás se hizo ni puede hacerse nada grande sin las pasiones. El moralismo que condena la pasión por el mero hecho de ser pasión es un moralismo muerto y en muchas ocasiones hipócrita.


Hegel, Fenomenología del espíritu, 1807


Edición Fondo de Cultura Económica: México. 1966, p. 116.
Entradas recientes

Elogio de la transmisión

Se puede definir la profesión de maestro como "la más enorgullecedora y la más humilde que existe". De hecho, esta joyita de Steiner me lo regaló, hace años, mi antiguo profesor de Historia en el bachillerato, Xavier. Él estaba orgulloso de ver los frutos, como el jardinero paciente.


Creo muy firmemente que cada lengua representa una ventana a un mundo totalmente diferente. Toda nueva lengua permite vivir otra vida. (p. 99)

George Steiner y Cécile Ladjali, Elogio de la transmisión,2003

Tormento

El maestro de la palabra nos regala el placer de otra gran novela para leer y releer a la sombra de estos días calurosos.

Galdós narra la historia de una joven de origen humilde, Amparo Sánchez Emperador, que sufre el acoso de un ex sacerdote y el sometimiento de la moral hipócrita de la sociedad. 

Sólo el encuentro verdadero con Agustín Caballero, un hombre bueno que viene de América, puede rescatarla de las garras de Pedro Polo y Rosalía. Ese encuentro inesperado es la única esperanza para Amparo.


Un tren que parte es la cosa del mundo que más semejanza tiene con un libro que se acaba. (p. 302)

Benito Pérez Galdós, , 1884

Cumbres borrascosas

La única novela de Emily Bronte es considerada un clásico de la literatura inglesa. Pero cuando se publicó, en 1847, pasó sin pena ni gloria. Incluso se pensaba que podía ser una obra menor de su hermana Charlotte, que ese mismo año publicó Jane Eyre. Cabe decir que las hermanas Bronte tenían que publicar con un pseudónimo para poder vender.

El tirano oprime a sus esclavos y éstos no se vuelven contra él, sino que aplastan a los que tienen debajo. Muy bien que me tortures hasta la muerte para divertirte, sólo permíteme que yo me divierta de la misma manera, y guárdate de insultarme tanto como seas capaz. Has destruido mi palacio: no levantes una choza y te complazcas en admirar tu propia caridad al dármela por hogar. Si yo creyera que realmente quieres que me case con Isabella, me degollaría.

Emily Bronte, Cumbres borrascosas, 1847

El niño y el curriculum

"La democracia será una farsa al menos que el individuo sea preparado para pensar por sí mismo; para juzgar independientemente, para ser crítico, para ser capaz de discernir las propagandas sutiles y los motivos que las inspiran", escribió JohnDewey. El motto, para el educador que aspira a cambiar el mundo, ha de ser: "Aprender a actuar con y para los demás mientras se aprende a pensar y a juzgar por sí mismo."


De un lado, está la crisis de la educación. De otro, los problemas sociales. No hay duda sobre la íntima conexión que existe entre las dos cosas. Las causas de la catástrofe económica son las causas de la crisis educacional(...). Tenemos que hacer lo que podamos desde ahora para proteger a las escuelas de las fuerzas que las ponen en peligro”. (p. 100) 

John Dewey, The child and the curriculum, 1902

El miedo a la libertad

¿Es el trabajo una pesada carga, el castigo bíblico del Edén, la piedra de Sísifo? ¿O, al contrario, es la oportunidad que dignifica la condición humana sin miedo a la libertad?

Sartre encontraba el sentido de la libertad no en hacer lo que uno quiere, sino en querer lo que uno hace. Y eso es muy complicado en una sociedad que tiene miedo a la libertad, como diría el filósofo Erich Fromm, que reflexiona sobre la función social de la educación. 

El problema, como siempre, es antropológico. ¿Qué ideal de ser humano se postula en la educación?


La función social de la educación es la de preparar al individuo para el desempeño de la tarea que más tarde le tocará realizar en la sociedad, esto es, moldear su carácter de manera tal que se aproxime a su carácter social; que sus deseos coincidan con las necesidades propias de su función social. (p. 290) 


Erich Fromm, El miedo a la libertad, 1947 (Barcelona: Paidós. Edición del 2006)

Nuestra Señora de París

El gran escritor francés arrastraba su alma entre las inmensas columnas de la catedral de Nuestra Señora de París. Por aquel entonces, habían destrozado casi todas las vidrieras medievales y sólo quedaban tres rosetones magníficos, quizá demasiado altos como para acceder a ellos con facilidad. Desde Rafael, el arte gótico era considerado un arte de godos, de bárbaros, un arte que había que derruir, para retornar a la belleza clásica de Grecia y Roma.

Víctor Hugo maldecía la ignorancia de aquellos bárbaros que estaban destrozando la belleza mística de aquella catedral inmortal. Hacía poco había escrito el alegato Guerra a los demoledores para criticar la postura oficial de destruir los edificios medievales, considerados decadentes e innecesarios. Pero ese ensayo, traducido a varios idiomas, apenas fructificó (porque nadie es profeta en su tierra, y sólo sirvió para restaurar la catedral de Viborg, en Dinamarca).

Entonces, el autor francés, movido por esa injusticia estética y ética, y ap…